Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Pierna de cabrito

22,41

22,41

Pierna de cabrito

22,41

Envío sólo Comunidad de Madrid

Origen: Comunidad de Madrid.

Pieza entera de 500 gr aprox.

Descripción

La carne de animales jóvenes suele contener mayor cantidad de agua y menor porcentaje de proteínas, grasas y elementos minerales que la de los animales adultos. El cabrito es la cría de la cabra, es la especie más joven del ganado caprino. A los 4 meses es cuando su carne está más tierna. Su carne es parecida a la del cordero lechal. En función de la edad y su alimentación tenemos cabrito lechal o pascual. El cabrito lechal sólo se alimenta de leche y el pascual de pastos. La carne de cabrito es muy tierna, magra y aromática. Es considerada carne roja, pero tiene menos grasa que incluso un muslo de pollo. Aunque lo tenemos disponible todo el año la mejor época para consumirlo es desde principios del invierno hasta la primavera, ya que las madres de los cabritos se suelen alimentar con pastos frescos. Y es cuando la carne tiene un sabor más suave y un color rosáceo.

Propiedades y beneficios:

La carne del cabrito es una carne magra con bajo contenido en grasas saturadas. Tiene proteínas y hierro de fácil absorción y sus minerales más destacados son el zinc. Contiene vitaminas del grupo B, como la B3 que nos ayuda a reducir el colesterol y a transformar los hidratos de carbono en proteínas. La B1 absorbe la glucosa y es buena para nuestra piel. Y la B6 ayuda en la formación de glóbulos rojos, células y hormonas. Y la B12 que favorece la salud cardiovascular : La carne de cabrito es una carne ideal para deportistas, y embarazadas.

Valor nutricional por cada 100 gramos:

Calorías 122 kcal.
Grasa 5 g.
Colesterol 56 mg.
Sodio 82 mg.
Carbohidratos 0 g.
Fibra 0 g.
Azúcares 0 g.
Proteínas 19,20 g.

Conservación y trucos:

Lo ideal es comprarlo el mismo día que se va a consumir. En la nevera aguantará de 1 a dos días y en el congelador hasta 4 meses.

Receta y usos en la cocina:

La mejor y más deliciosa forma de preparar la pierna de cabrito es al horno: Precalienta el horno a 180 grados y espera que esté caliente del todo. En la rejilla del horno coloca la pierna de cordero previamente salpimentada y con aceite con la carne hacia arriba y la bandeja la tendrás que colocar debajo de la rejilla en el horno para captar todos los jugos que la pierna de cabrito vaya soltando. La bandeja tienes que llenarla de agua, que no rebose, pero al menos 1 centímetro. Transcurrida una hora, le damos la vuelta y colocaos la piel hacia arriba y lo mejor es pinchar la piel con un tenedor para que no se hinche. Lo volvemos a meter y lo dejamos otra hora.

SUSCRÍBETE A LA newsletter de la huerta

y recibirás ofertas EXCLUSIVAS