Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Muslitos de pollo (kg)

8,75

8,75

Muslitos de pollo (kg)

8,75

Envío sólo Comunidad de Madrid

Origen: Comunidad de Madrid.

Descripción

Los muslos de pollo son las patas del pollo, es una carne jugosa debido al contenido de grasa que tiene, algo mayor que el resto del ave. Se les llama también jamoncitos. Están situados en la parte inferior de la pata por debajo de la articulación de la rodilla.

Propiedades y beneficios:

Los muslos de pollo aportan mucho zinc, es uno de los minerales más importantes ya que es el responsable del metabolismo, el sistema nervioso y el sistema inmunológico. Son más saciantes que las otras partes del pollo, posiblemente porque contienen más grasa. La mayor parte de grasa, es grasa monoinsaturada y casi toda se encuentra en la piel. Alto contenido en proteínas, que son necesarias para el mantenimiento muscular y óseo. Las vitaminas del grupo B, como la B3, B9 y B12 hace que sea una carne buena para la circulación, y la piel, así como para el desarrollo del feto en las mujeres embarazadas. La vitamina A que contiene ayuda a cuidar la salud ocular. Contiene triptófano y serotonina, que mejora nuestro estado de ánimo, ayudan a combatir el estrés. También destaca la presencia de los siguientes minerales: fósforo, calcio, magnesio, hierro, potasio, selenio y zinc.

Valor nutricional por cada 100 gramos:

Fibra 0.0 g
Ácidos Grasos Saturados1.4 g
Ácidos Grasos Monoinsaturados1.4 g
Ácidos Grasos Polinsaturados 0.49 g
Colesterol 68.3 mg
Calcio 12.4 mg
Hierro 1.5 mg
Zinc 0.8 mg
Ácido Fólico 11.4 ug
Sodio 417.0 mg

Conservación y trucos:

En un recipiente hermético en la parte inferior de la nevera para no contaminar los alimentos de abajo. Si no vas a consumir de inmediato, la mejor opción es congelarlo. El pollo suele tardar de 1 a 2 días en descongelarse.

Receta y usos en la cocina:

Los muslitos de pollo son ideales para la elaboración de guisos o al horno con limón; Precaliente el horno a 200 grados, Corta una cebolla en aro sy colócalos en una bandeja apta para horno. Lava y parte un limón. Parte la mitad y la otra mitad exprímela en la cebolla. Coloca los muslitos de pollo encima de la cebolla. Añade 4 dientes de ajo laminados y tomillo fresco. A continuación añade un vaso de vino blanco y romero picado, aceite, sal y pimienta. Hornea durante 1 hora aproximadamente.

SUSCRÍBETE A LA newsletter de la huerta

y recibirás ofertas EXCLUSIVAS