Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Solomillo de ternera asturiana (kg)

49,50

Envío sólo Comunidad de Madrid

Origen: Asturias.

El solomillo es un músculo que se encuentra debajo de las vértebras lumbares, justo en la parte entre el lomo y las costillas. El solomillo de ternera es uno de los cortes más apreciados por la suavidad y jugosidad de su carne. Tienen forma cónica y consta de tres partes: La cabeza, el centro y la punta. Es una carne magra, casi sin grasa.

Propiedades y beneficios:

Es una carne rica en proteínas y vitaminas B9, B12 y B3. Se compone del 77% de agua y no posee carbohidratos. Muy rica en hierro, ideal para prevenir la anemia. Contiene otros minerales como el potasio, fósforo, selenio, magnesio y zinc. Previene el catabolismo. Es una carne ideal para los deportistas, puesto que ayuda al desarrollo de los músculos y refuerza nuestro sistema inmunitario. Destaca su aporte en vitaminas del grupo B, que nos ayuda a la formación de glóbulos rojos y al buen funcionamiento del sistema nervioso. También tiene vitamina E, vitamina esencial para el buen funcionamiento del sistema circulatorio.

Valor nutricional por cada 100 gramos:

Calorías 244
Grasas totales 14 g
Ácidos grasos saturados 6 g
Colesterol 92 mg
Sodio 56 mg
Potasio 336 mg
Proteínas 27 g

Conservación y trucos:

En un recipiente hermético dentro de la nevera y siempre en la parte baja para no contaminar otros alimentos.

Receta y usos en la cocina:

Puedes preparar la pieza entera o en trozos. Si la quieres hacer entera, una forma muy típica es el solomillo Wellington: Lo primero que hay que hacer es preparar lo que va a rodear al solomillo. En una sartén pochamos una cebolla, una vez tierna se añaden los champiñones, salpimentamos y rehogamos. Una vez que se haya evaporado el líquido añadimos 15 ml de nata para cocinar. Dora el solomillo en una sartén. deja que enfríe la salsa y el solomillo. A continuación, prepara la masa filo, extiéndela y sobre la masa extiende la salsa que has hecho anteriormente con un poco de foia y tomillo. Unta el solomillo frio con mostaza. Envuélvelo con la masa filo. Ahora, coloca el solomillo en una capa de hojaldre y ciérralo bien por los lados. Pinta con un huevo batido y mete en el horno durante 40 minutos a 200 grados. Deja reposar 15 minutos antes de servir.

Tipo de corte

Filetes finos, Filetes gordos, Pieza entera

SUSCRÍBETE A LA newsletter de la huerta

y recibirás ofertas EXCLUSIVAS