Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Espárragos trigueros (Manojo)

3,99

3,99

Espárragos trigueros (Manojo)

3,99

Origen: Vega de Aranjuez, San Martín de la vega y Ciempozuelos.

Descripción

El espárrago triguero es una verdura salvaje, pero también se cultiva. Es originario del Mediterráneo. El espárrago pertenece a la familia de las Liliáceas y crece de un arbusto llamado esparraguera. Es una verdura de forma alargada y con un sabor intenso, finos. Existen variedades y las más conocidas son los trigueros o silvestres, cultivado, grueso y blanco y espárrago de jardín. Estos últimos son verdes, pero con tonos violetas.

Propiedades y beneficios:

Siempre han sido utilizados como planta medicinal gracias a los potentes efectos diuréticos. Tienen muchas vitaminas, B1, B2, B6, A, C y E. La vitamina A nos ayuda con la salud capilar, la vista y las uñas. La vitamina C nos ayudará con los huesos y dientes. También un alto aporte de minerales como el potasio, el calcio y el magnesio. Además, nos sacian bastante por su alto contenido en fibra. Son buenos para el sistema nervioso y para fortalecer nuestra mente. Además de contener ácido fólico, esencial para las embarazadas y para la producción de glóbulos rojos.

Valor energético por cada 100gr

30 KCal
Proteínas 1.8 g
Grasas 0.3 g
Hidratos de carbono 4.9 g
Fibra 1.7 g

Conservación y trucos:

Envueltos en un paño húmedo en la parte menos fría de la nevera pueden llegar aguantar hasta 3 semanas. Es muy importante intentar mantener la humedad cuando los guardas para que no se sequen. Para ello, puedes lavarlos, secarlos y colocarlos en un recipiente con paños húmedos, esto hará que duren más tiempo. Otra forma de conservarlos es en un tarro de cristal con dos o tres dedos de agua.

Receta y usos en la cocina:

Puedes usarlos en multitud de platos en la cocina, en invierno como sopa y en verano a la parrilla. La mejor forma de cocinarlos para que no pierdan sus propiedades es al vapor. La forma más tradicional de hacer los espárragos es a la plancha, para ello deberás limpiarlos bien y eliminar cualquier exceso de agua. Siempre hay que cortar la parte trasera. En una sartén ponemos aceite y un puñado de sal gorda, una vez caliente se ponen los espárragos y dejaremos que se hagan tres o cuatro minutos por cada lado. También en invierno, una forma de comerlos es en sopa, una receta fácil y rápida que nos ayudará en invierno con el frio. En una olla ponemos tres ajos a fuego lento, lavamos y cortamos los espárragos y una vez los ajos estén dorados, los echaremos a la olla. Cuando estén dorados, añadiremos pimentón, daremos un par de vuelta e inmediatamente echaremos agua o caldo para evitar que se nos queme. Dejaremos cociendo como una media hora y justo antes de pagar el fuego añadiremos 4 huevos.

SUSCRÍBETE A LA newsletter de la huerta

y recibirás ofertas EXCLUSIVAS