Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Rodaballo fresco/salvaje
(pieza entera)

45,00

Envío sólo Comunidad de Madrid

Origen: Galicia.

Pieza entera de 1200 – 1400 gramos aprox.

Productos Bio

El rodaballo es un pescado blanco que habita en aguas saladas. Durante los primeros años de vida, suelen estar en la costa y conforme van creciendo se mete en las profundidades. Es un pez con forma plana y circular. Su piel no tiene escamas y es de color gris pero cambia en función de donde esté. Sus ojos son muy pequeños y ambos se encuentran en el lado izquierdo. Poseen una aleta dorsal que comienza en los ojos y boca. Su lado derecho no tiene color, mientras que el izquierdo al no tener escamas tienen unos tubérculos. El rodaballo es un pez muy voraz que se alimenta de todo lo que encuentra debajo de la arena.

Propiedades y beneficios

El rodaballo es un pescado bajo en grasa y con un alto porcentaje de proteínas. Es un protector cardiovascular excelente. No contiene purinas al contrario que otros pescados blancos por lo que es un pescado ideal para las personas que tienen el acido úrico alto. Su contenido proteíco hace que sea una buena fuente de energía y que sea un alimento muy saciante. Contiene potasio, fósforo, sodio vitaminas del grupo B. Es uno de los pescados con menor cantidad de mercurio. El rodaballo limpia los vasos sanguíneos y promueve la salud de las articulaciones. Es un pescado bueno para la vista y la degeneración macular.

Valor nutricional por cada 100 gr

Energía 101,68kcal
Proteínas 16,10 g
Lípidos 3,60 g
Grasa saturada 0,70 g
Grasa Monoinsaturada 0,60g
Grasa poliinsaturada 0,60 g
Colesterol 60.00 mg
Hidratos de carbono 1,30 g

Conservación y trucos

Dependiendo de cómo se corte, el modo en que se limpie el pescado y las partes que se seleccionen, su sabor puede variar de intensidad. Lo recomendable, es limpiarlo entero y cortar el pescado en cuatro partes, sin espinas.

Recetas y usos en la cocina

Cuando vayas a cocinar el rodaballo, una cosa que hay que tener en cuenta es que es un pescado con muchas espinas. Para que conserve todas sus propiedades nutricionales, lo mejor es hacerlo al horno o al vapor. Si lo vas a hacer entero al horno, primero debes de precalentar el horno a 220 grados. Colocas los rodaballos en una bandeja de horno, salpimienta y mételo al horno durante 20 minutos. Si quieres saber si está listo, pincha con un tenedor uno de los lados y si empieza a desmoronarse significa que ya está listo.

Preparación

Filetes con piel, Filetes sin piel, Limpio y entero, Rodajas para cocer, Rodajas para rebozar

SUSCRÍBETE A LA newsletter de la huerta

y recibirás ofertas EXCLUSIVAS