Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Sardina / parrocha fresca (kg)

8,26

8,26

Seleccionar opciones

Sardina / parrocha fresca (kg)

8,26

Origen: Málaga/Galicia.

Productos Bio
Limpiar

Descripción

Es un pescado azul de agua cálida y salada que es también conocido como souba o parrocha. Suele habitar tanto en la costa como en el litoral. Su cuerpo suele ser esbelto y alargado, cubierto por escamas, menos en la cabeza de color verde y con una franja azul a los lados. Su vientre es de color plateado. Se suele alimentar de crustáceos, plancton y pequeños peces y huevas ya que nadan con la boca abierta y consumen mediante filtración. Su nombre es originario de Cerdeña donde eran muy abundantes en Las costas de la sardina. Forman bancos de peces para moverse al unísono para defenderse de sus depredadores y se organizan en función de su tamaño y color y sólo se desagrupan para comer. Suelen tener una vida de sólo dos años o tres años y empiezan a reproducirse cuando tienen 2.

Propiedades y beneficios

Contiene vitaminas, proteínas y minerales (fósforo, magnesio y calcio). Tiene proteínas, grasas y agua. Es rica en vitaminas A, D, B, B2. Al ser un pescado azul es muy rico en Omega 3 bueno para nuestra salud cardiovascular, que nos ayuda a disminuir nuestro colesterol en sangre y a reducir loa niveles de triglicéricos. Es antioxidante y antiinflamatoria. Gracias al fósforo y el calcio que contiene hace que las sardinas sea un alimento que nos ayuda a mantener unos huesos y dientes fuertes. Las sardinas mantienen la anemia a raya gracias a su alto contenido en hierro. Y el yodo que contiene es indispensable para regular la tiroides.

Valor nutricional por cada 100 gr

Calorías: 208
Grasas totales: 11 g
Colesterol: 142 mg
Sodio: 505 mg
Potasio: 397 mg
Hidratos de carbono: 0 g
Proteínas: 25 g

Conservación y trucos

Las sardinas aguantan en la nevera un máximo de 3 días y siempre habrá que guardarlas en la parte baja, la más fría de la nevera. En un recipiente cerrado o envueltas en film. Si las congelas aguantarán hasta un máximo de 3 meses. Los desperdicios de la sardina son aprovechados para la elaboración de un aceite que luego es empleado para la fabricación de jabones y pinturas.

Receta y usos en la cocina

Se suele comer al natural, salada, frita, escabeche, ahumada o marinada; si las vas a marinar previamente tienes que haber congelado las sardinas durante 48 horas y cuando las vayas a descongelar, la noche anterior las dejas en la nevera. Es mejor descongelar en nevera que fuera, para evitar bacterias. Hay que retirar las escamas con un cuchillo y separar los lomos. Hay que meterlas en un bol con agua y hielo para que salga toda la sangre. Una vez limpias secarlas bien. A continuación hay que mezclar 1/2 kg de sal gruesa, 250 gramos de azúcar, pimienta negra y la piel de 2 limones. En una bandeja cubre una capa con la mezcla, colocas las sardinas y cubres con la mezcla sobrante. Se dejan marinar por un tiempo mínimo de 48 horas. Una vez transcurrido las lavas y secas. Las colocas en un recipiente con abundante aceite, el suficiente para cubrirlas y si no las vas a consumir inmediatamente, puedes guardarlas así en la nevera.

Información adicional

Preparación

Limpio y entero, Sin limpiar

SUSCRÍBETE A LA newsletter de la huerta

y recibirás ofertas EXCLUSIVAS