Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Boniato (kg)

3,39

3,39

Boniato (kg)

3,39

Origen: Vega de Aranjuez, San Martín de la vega y Ciempozuelos.

Descripción

El boniato es también conocido como batata, papa dulce, chaco o camote. Es un tubérculo que podemos encontrar casi todo el año, es más típico en los meses de invierno. Existe gran variedad de boniatos, pero con pequeñas diferencias en cuanto al tamaño y textura. El boniato se caracteriza por su carne anaranjada y dulce, muy apta para asados, purés, tartas, suflés y rellenos. Su sabor es dulce debido a su alto contenido en azúcares.

Propiedades y beneficios:

El boniato es un alimento muy bajo en calorías. Las propiedades nutricionales del boniato son similares a los de la patata, pero el boniato tiene más hidratos de carbono compuestos por almidones complejos y azúcares, por eso es más dulce que la patata. Pero el almidón hará que nos sintamos saciados y reduzca el índice glucémico. Los boniatos se componen de bastante fibra. Contiene vitaminas C, E, pero la más importante es la vitamina A, casi el doble que la patata. Es rico en minerales como el potasio, magnesio y calcio. Gracias a sus minerales y vitaminas lo convierten en un poderoso antioxidante. Nos ayuda con la salud de nuestros huesos, por su contenido en manganeso. Además de ser antioxidante, es también desintoxicante.

Información nutricional por cada 100gr:

Agua 77 g
Calorías: 115 kcal
Proteínas: 1,6 g
Grasas: 0,6 g
Hidratos de carbono: 24 g
Fibra: 3,1 g

Conservación y trucos:

Los boniatos no se deberían guardar en el frigorífico ya que su sabor se puede alterar. Lo mejor es en un lugar fresco y seco. Otra forma de conservarlos es congelarlos, pero nunca los congeles crudos, antes deberás escaldarlo o cocerlo.

Receta y usos en la cocina:

La forma más común de cocinarla ha sido siempre al horno. Puedes cortarlas a la mitad, sal pimentarlas y meterlas al horno. O también, puedes cortarlas en rodajas o en forma de bastón o gajo, sal pimentar y añadir especias al gusto. Si optas por hacerlas asadas, te proponemos una forma diferente de hacerlas con quínoa y queso. El procedimiento previo es el mismo, debes asar los boniatos en el horno a 200 grados. Una vez cocinados , sacamos la carne del interior, lo juntamos con la quínoa, previamente cocida , el queso y aderezamos con las especies que más nos gusten. Rellenas el boniato, horneas hasta gratinar y listo. Puedes añadir tomillo y limón.

SUSCRÍBETE A LA newsletter de la huerta

y recibirás ofertas EXCLUSIVAS